Una caricia anhelante

el

caricias

Una delicada caricia observa la piel

antes de llegar a ella, con amor la seduce

en su tacto anhelante, encuentra el rubor

en sí misma y persigue el agitado palpitar de su amante.

 

El beso nace en la cercanía y se realiza

en los labios, humedece la piel donde llegará

la caricia, y marca el sendero que ha de recorrer

el alma en el camino al éxtasis infinito.

 

La energía del amor florece de un encuentro,

en que la piel es el limite del alma y al ser violado,

la vulnerabilidad nos hace ser humanos,

eternos, amantes y amados, únicos en mil.

 

Ahí el tiempo es amigo y acompañante,

ahí el espacio es ilimitado y el cielo una extensión

del lecho de los amantes, ahí los amantes

son hermanos, amigos, dioses y mortales.

 

Ahí el final es sólo el comienzo,

y una caricia la tinta de un verso.

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. antonioe dice:

    querida amiga gracias por invitarme a tu blogs. es precioso con una poesía que llega al alma.
    desde luego las caricias de los amantes son el universo del amor… un abrazo y que tengas una buena semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s