Vacíos

Soy la palabra silenciosa
que muere en los labios,
el aborto de un pensamiento
florecido de un suspiro ahogado.

Soy el minuto insensato
que atrae un recuerdo,
que se revuelca en el dolor
y agoniza para sanar.

Soy el intento que murió entre llamas,
el crepúsculo que se apaga y no vuelve,
la  luna desinflada y opaca que se oculta
entre nubes oscuras y tormenta eternas.

Soy la sombra de mi propia sombra,
el espacio imperceptible entre los versos
que nunca serán escuchados en alta voz,
el cuaderno sin tinta ni dueño.

Soy el poema triste escrito con lágrimas,
nacido de la pasión entre el amor y el olvido,
narrado entre susurros vestidos de agonía.
El amor sin amante soy yo.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Xely dice:

    Qué bonito poema!! Me encanta!! Escribes muy bien!!
    Un beso! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s