Palabras con espinas

el

Recostada sobre rocas
duras como tu alma,
respiro la hiel de una mentira,
abrazando el hielo de la verdad.

Me alimento de espinas,
esas que crecen en tu jardín,
bebo el veneno con que rocias
las rosas que te he sembrado.

Veo tu silencio pasar a hurtadillas,
acompañado de unas cuantas mentiras,
una rosa se marchita
y el sol se oculta.

Contemplo el funeral de otra caricia,
esa que nunca llegará a tu piel,
y la noche que te llamaba hoy guarda
un silencio respetuoso al dolor.

Escribo las palabras que serán
el llanto de mi alma quebrada,
palabras que morirán al viento,
secas como las lágrimas del cuerpo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s