Entonces tú…

Entiendo que no hay cielo si no estas,

no existe belleza en el oleo

de una futuro dibujado sin ti,

porque ni el aire me tocaba, y entonces tu.

Ni Arjona regreso a mi los versos.

Las flores eran solo flores

y el día no dejo de ser sólo día,

no había poesía, y entonces tú.

Perdí la belleza de los recuerdos

hasta que te recordé a ti,

y la extraviada constelación volvió

cuando te busque en mis estrellas.

No acaricie la certeza de mi misma

hasta que recordé el amor.

No recordaba el amor…

Y entonces tú…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s