Hoy te alejo.

Si me sostuve sobre el fogón ardiente

a pies descalzos, por todo el amor

que te quise profesar tanto tiempo,

también puedo ahora caminar sobre vidrios rotos

por mantener el olvido y sostener tu ausencia,

también puedo ahora alejarme de tu existencia,

ahuyentar los recuerdos con sólo

el látigo de tu desprecio, y mi ahora

cómplice en el dolor, la distancia.

Si pude dedicar mi alma entera a la espera,

mi corazón a la reconquista diaria,

mi cuerpo a tu deseo

y mis sueños a un espacio en tu vida,

también puedo ahora dedicar mi cuerpo y alma

a entender que no era real,

educar a mi corazón para aceptar lo que es,

y encaminar mis sueños a una vida en la que no estas más.

Con la misma pasión con la

que te dedique mil versos,

te dedico ahora mil olvidos.

Con el vigor con el que te quise

enamorar tanto tiempo,

saludo ahora a un nuevo futuro sin ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s